Noticias
08
Octubre
2014

Crónica del Encuentro Misionero en Canarias

Crónica del Encuentro Misionero en Canarias

El pasado fin de semana del 4 y 5 de octubre se celebraron en Santa Brígida, en la isla de Gran Canaria, las jormadas misioneras en la que participaron las distintas ramas de la Familia Vicenciana. Casi un centenar de vicencianos estuvieron presente en este encuentro de formación misionera.

Aquí os dejamos la crónica que nos envían desde Canarias:

Cuando llegamos no sabíamos muy bien lo que nos íbamos a encontrar, veníamos de todas las islas, a parte de Las Palmas, habían grupos de Lanzarote, Tenerife, El Hierro, Fuerteventura y La Gomera, pertenecientes a distintas ramas vicencianas: Asociación Internacional de Caridad (AIC), Juventudes Marianas Vivencianas (JMV), Sociedad de San Vicente de Paúl (SSVP) Asociación de la Medalla Milagrosa (AMM), Congregación de la Misión ( Padres Paules), Hijas de la Caridad de San Vicente de Paul (HHCC). También acudió el grupo de Pastoral de la Salud de la Isla de La Gomera, un total de 98 personas.

Muy importante fue la presencia de Sor María Teresa Brull que nos explicó que vivir en clave misionera-vicenciana es vivir en clave de servir a los demás y en definitiva vivir en clave de Dios. En esta clave debemos gestionar nuestro tiempo, nuestros recursos, la forma de relacionarnos con los demás, en definitiva nuestra forma de vida. Resaltó la importancia de actualizar esta clave para servir, es decir para ser vida para los demás, siguiendo el modelo de Jesús de Nazaret que vino a traer vida y vida en abundancia, de María, su madre, y de Vicente de Paul y de Sta. Luisa de Marillac.

En la siguiente sesión nos ofreció una mirada inédita sobre San Vicente de Paul que vivió en clave de experiencia de Dios: Esta es mi Fe, esta es mi experiencia. La capacidad de hacer experiencia, dando tiempo mental y emocional, saber esperar, dar tiempo al proceso de cada persona, estar atento a sus necesidades, ir al paso de la Providencia, todo esto llevó a San Vicente a hacer experiencia de Dios en los pobres, respetando su dignidad, abajándose para llegar a ellos.

Por último. Sor María Teresa nos animo a tener audacia, valentía y flexibilidad, para ser fieles al espíritu de San Vicente y dar con criterios evangélicos respuestas reales, pues como él dijo el amor es creativo hasta el infinito.

También nos visitó Sor María Luisa Serrano, directora nacional de COVIDE- AMVE, que nos explicó en qué consiste esta organización y algunos de los proyectos que se están realizando invitándonos a colaborar en uno de ellos que se lleva a cabo en la Republica Dominicana para la mejora de la alimentación de los ancianos que residen en el Hogar la Milagrosa situado en el municipio de Quisqueya.

Hemos disfrutado mucho estos días en Santa Brígida, rodeados de naturaleza, montañas y palmeras, de silencio únicamente roto por los pájaros, y la suave música que conseguía despertarnos con buen humor y alegría, por las mañanas.

Queremos agradecer de corazón a las Hermanas que se han "volcado" con su acogida para vivir unos días muy agradables, se han desvivido, pendientes de todo, serviciales, alegres y cariñosas.

Estas jornadas en clave vicenciana han cumplido su objetivo, han sido, una puesta a punto, una inyección de optimismo, como dice Sor María Teresa, sacar lo mejor de nosotros mismos para vivir en clave de ser, un "ir mas allá" un saber que todo es posible y que aunque nos parezca insignificante lo que hacemos, es MUY importante que lo hagamos.

En este caso, el calendario ha coincidido con nuestro tiempo espiritual pero ahora nos queda abierto un camino para ir mas allá, nos han dado las claves para avanzar y para dar respuesta real a nuestro trabajo en actitud samaritana; ¿qué puedo y qué podemos hacer más?, ¿cómo lo podemos hacer mejor ? y ¿quien más nos puede ayudar?

Estas primeras jornadas que esperamos "no sean las últimas" nos han regalado la oportunidad de reflexionar dentro del grupo, hemos hablado y nos hemos emocionado, sin esfuerzo hemos sacado todo lo que teníamos dentro, lo hemos compartido y de repente lo hemos visto tan claro...lo teníamos delante de nosotros y no lo veíamos, porque no confiábamos.
Nos hemos enriquecido mucho con las experiencias de los demás y ahora queremos continuar siendo más realistas, sabiéndonos unos privilegiados.

Al final con la bonita Eucaristía nos hemos sentido más unidos y hemos notado la presencia de Dios que por supuesto nunca falla y eso nos lo dice San Vicente de Paul por experiencia.

Volvemos a nuestras casas, siendo mejores personas y eso se tiene que notar...y nos queda el tiempo de recoger lo pensado y sentido en este fin de semana, la verdad, estamos muy agradecidos por la invitación y esperamos reencontrarnos todos, el próximo año.

Categories: Noticias

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

 

Trabajando por el desarrollo de los más pobres

 

Contactar

Estamos en

C/José Abascal, 30
28003 MADRID

escríbenos a

covideamve@gmail.com

 

 

síguenos en

S5 Box

Login