Noticias
26
Mayo
2018

Encuentro Misionero Familia Vicenciana Provincia de España Este

Encuentro Misionero Familia Vicenciana Provincia de España Este

Con el primer objetivo de Desarrollo sostenible: "ERRADICACIÓN DE LA POBREZA EN TODAS SUS FORMAS, EN TODO EL MUNDO", ponemos en marcha este primer encuentro Misionero de Familia Vicenciana, como Provincia "España Este".

En un Castellnovo muy cambiado y agradable, nos juntamos 67 personas de las diferentes ramas de Familia Vicenciana, dispuestas a formarnos, compartir, orar y celebrar nuestro compromiso misionero con alegría.

Es, el P. José María Ibero, CM, Chema, quien nos guía con buen ritmo y nos aden-tra con una reflexión de este objetivo situándonos desde el momento en que la ONU, en el año 1940, lo plantea como una prevalencia en la consecución de justi-cia social... Es cierto que se han ido conquistando algunas metas: salarios mínimos, mejoras en condiciones de vida y trabajo, y otros... pero también lo es que no se ha llegado a conseguir ese nivel de equidad en la justicia social, que permita vivir con dignidad a todas las personas en todos los lugares del mundo...

Los objetivos del Milenio se comprometían a no dejar a nadie atrás, llegando pri-mero a los más pobres y rezagados y escuchando el clamor de los pobres...

Algo importante está faltando cuando todavía existe tanta pobreza y desigual-dad...

Con el planteamiento de los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible se preten-de conseguir "un mundo equitativo y justo, con una calidad de vida, donde todos los hombres puedan realizarse intelectualmente y espiritualmente sin que existan desigualdades". Donde exista un equilibrio entre economía y distribución de los ingresos.

Impulsando estos Objetivos de Desarrollo, el Papa Francisco con su encíclica "Laudato si" nos llama a vivir una Ecología global, poniendo una llamada de aten-ción no sólo en el aspecto del cuidado de la tierra, sino también cuidando del hombre, de la dignidad humana, porque el ambiente natural y el humano se de-terioran juntos... La atención a los pobres es inseparable del clamor de la Tierra.

Muchos datos nos indican que hay un límite en la utilización de los bienes de la Tierra, a los que no se está prestando la atención que requieren; y son tantos los ámbitos de actuación sobre ellos, que podemos llegar sentirnos impotentes. Es preciso revisar y definir bien estos objetivos y sus planteamientos. Se precisa de un trabajo en Redes.

Nos invita a un compromiso, a una reflexión sobre la cultura del Descarte. Podemos llegar a considerar las cosas e incluso, lo más terrible, a las personas como "no útiles ni necesarias".

Con imágenes muy sugerentes profundizamos en un estilo de sociedad que prima la tecnología sobre lo humano. Podemos llegar a ser "insensibles" ante la necesi-dad de los demás... porque las máquinas "no detectan" al hombre.

¡Faltan "vigías" en nuestra sociedad!... Es un radar el medio con el que los grandes petroleros, y los barcos llegan a su destino... mientras la tripulación permanece bajo cubierta, cómodamente sin ver el horizonte... ¡Ya no hace falta que ningún hombre guie el rumbo! Otras muchas embarcaciones lanzan sus luces, pero nin-guna puede detectar la pequeña balsa que, perdida en el mar, sin rumbo, sostie-ne a muchas personas, emigrantes, muriendo de necesidad ...

  1. Una sociedad muy tecnológica, muy eficaz, pero inhumana que pasa de largo y atropella porque "no ve".
  2. Una sociedad que no se responsabiliza, ¿Cómo quejarse a la tecnología?
  3. Una sociedad ordenada racionalmente, que impide integrar a los que excluye, y ofrece pocas posibilidades a los que están dentro.
  4. No hay cercanía. Olvida la dimensión personal de las relaciones.

Un relato que plantea una dura realidad social: Hay náufragos, pero los hemos organizado de modo que ya no los vamos a salvar. Nace un sujeto impersonal: to-do se maneja con la tecnología. Aparece el "se" impersonal. "La inevitabilidad" del sistema, estado, economía, partido... lleva a la gente al aburrimiento, pero el que consigue estar dentro, se salva.

El Papa en EG. 2 y 7 nos hace una llamada: el gran riesgo del mundo actual es de vivir una tristeza abrumadora, individualista y la tentación para no vivir la alegría aparece bajo formas y excusas muy variadas.

Nos recuerda la dimensión social de la Evangelización.

Unidos a Dios escuchamos el clamor de los pobres: de nuestra fe en Cristo hecho pobre y siempre cercano a los pobres y excluidos brota la preocupación por el desarrollo integral de los más abandonados. "He visto la aflicción de mi pueblo, he escuchado, conozco su sufrimiento, he bajado para liberarlo. Ahora ¡Ve! ¡Yo te en-vío! (Ex 3, 7-8).

Es misión para todos: Estructura, Promoción, solidaridad.
"Dadles vosotros de comer..." No se puede especular con los bienes, no se puede dejar sin comida y alimento a las personas. Hay que favorecer el diálogo evitar la inequidad. Hoy molesta que se hable de ética, solidaridad mundial, distribución de bienes, preservar las fuentes de trabajo, dignidad de los más débiles... Dios exige justicia.

El Papa expresa su preocupación, haciéndola oración para que aumente el núme-ro de políticos capaces de entrar en un verdadero diálogo, que sientan el dolor de la injusticia...

  • La economía debería ser el arte de alcanzar una adecuada administración de la casa común, que es el mundo entero.
  • Los políticos tienen una tarea inmensa. Ante un modelo "Exitista y Privatista" se hace necesario invertir el sinsentido ante los débiles y menos dotados, para que puedan abrirse camino en la vida.
  • Ante la realidad de la migración, los países deben generar apertura, no temer la destrucción de la propia identidad local. Hay que ser capaces de crear sínte-sis culturales. Generar valores ante la fragilidad de la mujer, de los niños por nacer... ante toda la creación...

"Los pobres nos evangelizan"

Es la experiencia de San Vicente que nunca escribió, pero sí vivió.

De Margarita Nasseau, que abrió el camino que había que seguir.

Los pobres acogen, viven una experiencia fuerte de resurrección, de fe.

Foleville en tiempo de San Vicente, experiencia de continua reconciliación con Dios, con los demás. ¡Es tiempo de dejarse sostener por Dios!

Con una llamada a nuestro compromiso como iglesia, como vicenciano, vivimos este encuentro compartiendo Proyectos, nuestra realidad en cada asociación, con sencillez: Hijas de la Caridad, AIC, AMM, Conferencias, Voluntarias...

Las comunicaciones de información a nivel Nacional, son muy claras y motivado-ras. Conocer el trabajo realizado desde la Sede Nacional, con unos objetivos y desarrollo anuales en los que podemos participar, hacen que el esfuerzo realizado tenga un sentido más universal y enriquecedor.

Y juntos oramos y compartimos la eucaristía con gozo presentando nuestra ofren-da común para uno de los Proyectos del primer Objetivo de Desarrollo Sostenible.

Agradecemos la riqueza de contenidos y experiencias con la que Chema nos ha guiado y finalizamos nuestro encuentro hasta el próximo año, sintiendo la unidad en un mismo quehacer y compromiso.

Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este Encuentro Misionero Familia Vicenciana Província de España Este

 

Categories: Noticias

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

 

Trabajando por el desarrollo de los más pobres

 

Contactar

Estamos en

C/José Abascal, 30
28003 MADRID

escríbenos a

covideamve@covideamve.org

 

 

síguenos en

S5 Box

Login