Noticias
01
Julio
2019

Saber Más para Servir Mejor

Saber Más para Servir Mejor

El Padre Manuel Garrido, Misionero Paúl en Madagascar por más de 50 años, nos presenta el Liceo San Vicente de Paúl en Beraketa y nos pide ayuda para que 80 jóvenes puedan estudiar en el Liceo. Las familias dan un pequeño aporte pero no es suficiente para pagar a todos los profesores, aún nos faltan 5000 euros ¿les ayudas?

Les dejamos la carta escrita por el padre y fotos para acercarnos a la realidad de la misión:

Este, es el cartel que vi al pasar junto a un colegio.

Me recordó la propaganda electoral de la grande y bonita Isla Malgache, Isla roja por el color de la tierra; Isla de San Lorenzo, por el día en que un aventurero Portugués, la descubrió al pasar por las Indias.

Isla privilegiada que navega sobre el Océano Índico y acoge con alegría y cariño a toda persona de buena voluntad que la quiere visitar o habitar en ella.

Y esta era la voz que se oía por todos medios de comunicación: Qué todos los elegibles estén dispuestos a servir a su "pueblo" para salir de la pobreza y tener un bienestar digno y no para llenar sus bolsillos y hacer progresar su fortuna. También el Señor Jesús resumía toda la ley y su doctrina en estas dos palabras; Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo. Todo esto al oírlo parece fácil, pero al practicarlo se necesita un esfuerzo y una chispita de fe y amor.

Y viniendo al slogan arriba citado.

Cuando llegamos los 6 primeros españoles en el 65 veíamos en nuestra región de Androy, que significaba "espinos", ricos y pobres de "solemnidad"; en aquellos momentos los ricos se medían por el número de bueyes, también había muchos sin techo, sin tierras, gente a la que no le hacía falta ponerse a régimen para adelgazar. Sobre todo veíamos una inmensa pobreza espiritual e intelectual. El casi 98 % ni escuelas ni iglesias excepto en las villas principales donde hubo señales de colores en la administración; o cristianos del centro de la isla, que además de telas y otros artículos para vender, traían la fe como el puñado de cristianos de Jerusalén después de pentecostés.

¿Qué hacer?, pues a trabajar, que la miés es mucha. Con la mochila puesta, la cruz en el pecho y siguiendo el soplo del Espíritu, cruzamos ríos y selvas en busca de la perla escondida. La sonrisa y el saludo de un canto en su lengua de una pagana que metí en un magnetofón que me regalaron los compañeros de Londres, rompían los hielos y atraían decenas de hombres, mujeres, niños y ancianos que querían meter sus ojos en el aparato que cantaba en su lengua. Ya éramos amigos y les podía hablar con las manos y los gestos, también con lo poco que había e iba aprendido.AN! ZANAHARY, aquel que estaba encima de su cabeza.

Que ha hecho sus manos y sus pies, que les da el Sol y la Lluvia; ese es nuestro padre, que nos quiere y nos ama y porque nos ama nos dio a su hijo Jesús, sus ojos estaban elevados sin moverse; así fui penetrando en sus corazones día tras día; al despedirme me daban una gallina unas veces, otras lo que comían ellos; ya éramos amigos, una familia.

Así poco a poco fui visitando y descubriendo pueblos; y viendo la pobreza en vestir y comer, pero también en la riqueza en su cultura, sus tradiciones; un buen día encontré un grupo de hombres en cuclillas profundamente inclinados hacia el Este, detrás de ellos sus mujeres e hijos todos en profundo silencio, delante el árbol sagrado, el sacerdote tradicional, ofreciéndole lo mejor que tenían, el buey al creador invocándole y pidiéndole; también se acordaban de sus antepasados; al matar al buey el mayor trozo lo elevaban en el árbol sagrado para el creador; con la sangre bendecida al pueblo se repartían la carne.

Al ver aquellos niños sin hacer nada, cogía ramos de pepitas, sisal lo llamábamos aquí, y con el pico duro escribía las letras y números bajo un árbol, y así comenzaron las primeras escuelitas; si algún chico o chica; hombre o mujer había aprendido a leer y escribir, en otras regiones lo invitaba a compartir.

Después de 50 años, muchas escuelas del gobierno, iglesia católica y particulares han abierto los portones del progreso y porvenir de estos jóvenes Antandrois para que no solo cavan en las fincas; guarden las vacas, cabras y ovejas, sino que también, sin dejar lo dicho, "Sepan unos servir mejor a su pueblo, a la nación ". Con este deseo en Beraketa además de Primaria y secundaria a nombre de la misión de Catolica y llevada por las Hijas de la Caridad lo mismo que el dispensario. Hemos comenzado un Liceo, S. V. de Paúl, a nombre de los Padres Lazaristas (II Paules en España) con el fin de que estos jóvenes Antandrois tengan acceso a la Universidad, y para ayudarles a realizar el sueño, como tantos jóvenes ligas, juegos y competiciones, no se podría formar otra de formación y apoyo, a tantos jóvenes, chicos y chicas, que tienen cualidades y quieren seguir pero no tienen medios?

P Manuel Garrido

garrido garrido garrido garrido garrido garrido garrido garrido garrido

 

Categories: Noticias

Déje un comentario

Estás comentando como invitado. Autentificación opcional debajo.

 

Trabajando por el desarrollo de los más pobres

 

Contactar

Estamos en

C/José Abascal, 30
28003 MADRID

escríbenos a

covideamve@gmail.com

 

 

síguenos en

S5 Box

Login